La mayoría de adultos que consideran tener una alergia alimentaria la confunden con una simple intolerancia, según apunta un estudio estadounidense.

Las alergias alimenticias en adultos son aquella que no se manifiestan durante la niñez, sino que aparecen en un momento más avanzado. Según una investigación realizada en Estados Unidos, uno de cada 10 adultos tiene alergia alimenticia, pero más del doble interpreta una intolerancia alimentaria como si fuera una alergia.

El estudio señala que de los 26 millones de adultos que dicen padecer algún tipo de alergia alimentaria, el 19% solo tiene intolerancia a ciertos alimentos. El doctor Ruchi S. Gupta, investigador jefe del proyecto, subraya en las conclusiones del trabajo que los resultados han sido una verdadera sorpresa.

El experto indica que, hasta ahora, se creía que los adultos con reacciones alergias por alimentos eran muchos más de los que son en realidad, y que, saber que no es así, afecta a trabajos anteriores que daban esos datos por buenos.

Alergia e intolerancia, ¿cuál es la diferencia?

La inflamación es uno de los tipos de mala asimilación de alimentos, aunque no es tan grave como puede ser una alérgica. Sus síntomas son más suaves y no pone en riesgo la vida del intolerante.

La alergia alimentaria es una reacción del sistema inmune, que considera al alimento alergógeno como una amenaza y desencadena una reacción defensiva que produce los síntomas alérgicos. Por el contrario, la intolerancia tiene su origen en el sistema digestivo.

La falta de enzimas (unas moléculas proteicas cuya función es descomponer alimentos para la absorción de nutrientes) produce una mala asimilación del alimento. Esta mala asimilación produce síntomas que pueden recordar a los de la alergia, peo que son menos intensos.

Cómo identificar una alergia alimentaria en adultos

Según los expertos, cualquier alimento puede provocar la aparición de alergias alimentarias. Se ha confirmado que la herencia genética suele influir en este tipo de alergias, que pueden manifestarse en la infancia o más adelante, en la vida adulta.

Los síntomas de una alergia alimenticia pueden presentarse a los pocos minutos de consumir el agente alergógeno o tras varias horas. Se trata de una reacción del sistema inmunitario que, al percibir un compuesto como una amenaza, causa los síntomas de la alergia.

Los síntomas más comunes de una reacción alérgica son:

  • Urticaria o la aparición de un eccema.
  • Náuseas y vómitos.
  • Inflamación en la garganta que puede dificultar la respiración.
  • Dolor abdominal.
  • Diarrea.
  • Mareo o desmayo.
  • Inflamación de los ojos, labios y cara.
  • Picor en la boca.

Los alimentos más relacionados con alergias son:

  • Los cacahuetes.
  • Las nueces.
  • El pescado.
  • El trigo.
  • La leche.
  • La soja.
  • Los mariscos.
  • El huevo.