Más de 4 millones de españoles sufren insomnio crónico. En este post te damos una serie de consejos para combatir este mal tan típico de nuestro siglo.

Según la Sociedad Española de Neurología, más de 4 millones de españoles sufren insomnio en su modalidad crónica. La misma institución señala también que entre un 25% y un 35% de la población adulta padece este mal de manera transitoria.

El insomnio suele aparecer en casos de estrés y ansiedad, aunque también puede ser causado por factores externos, como el alcohol, el café, los hábitos de nutrición o los hábitos irregulares del sueño.

¿Cómo combatir el insomnio?

El insomnio se puede combatir con una serie de hábitos que facilitan el sueño a las personas que padecen ansiedad a la hora de dormir. Aquí mostramos una serie de consejos para vencer el insomnio:

mujer despertando en la cama

Mantener horas regulares de sueño

Irse a la cama y levantarse aproximadamente a la misma hora todos los días programará tu cuerpo para dormir mejor. Elije un momento en el que sea probable que te sientas cansado y con sueño.

habitación acogedora

Crear un ambiente de descanso reparador

Tu dormitorio debe ser un lugar tranquilo para descansar y dormir. La temperatura, la iluminación y el ruido deben controlarse para que tu entorno te ayude a quedarte y mantenerte dormido.

Si tienes una mascota que duerme en la habitación contigo, considera moverla a otro lugar si a menudo te molesta por la noche.

chica en la cama

Asegúrate de que tu cama sea cómoda

Es difícil dormir tranquilo en un colchón que es demasiado blando o demasiado duro, o que es demasiado pequeño o viejo.

chica haciendo deporte

Hacer ejercicio regularmente

El ejercicio moderado en forma regular, como nadar o caminar, puede ayudar a resaltar parte de la tensión acumulada durante el día. Sin embargo, asegúrese de no hacer ejercicio vigoroso, como correr o ir al gimnasio, demasiado cerca de la hora de acostarse, ya que puede mantenerlo despierto.

café

Reducir los acelerantes

Reduzca el consumo de cafeína en el té, el café, las bebidas energéticas o las bebidas refrescantes, especialmente en la noche. La cafeína interfiere con el proceso de quedarse dormido y también evita el sueño profundo. En su lugar, tomar una bebida caliente, lechosa o té de hierbas.

hombre ante mucha comida

No te dejes llevar

Demasiada comida o alcohol, especialmente a altas horas de la noche, puede interrumpir sus patrones de sueño. El alcohol puede ayudarlo a quedarse dormido inicialmente, pero interrumpirá su sueño más tarde en la noche.

mujer fumadora

No fumes

La nicotina es un estimulante. Los fumadores tardan más en conciliar el sueño, se despiertan con más frecuencia y, a menudo, tienen más sueño interrumpido.

mujer haciendo yoga

Trata de relajarte antes de ir a la cama.

Toma un baño caliente, escucha música tranquila o haz yoga suave para relajar la mente y el cuerpo. También puede ser interesante escuchar algo de música relajante mientras practicas yoga.

mujer hace una lista

Organiza tu próximo día

Si tiendes a recostarse en la cama pensando en todo lo que tienes que hacer mañana, reserva tiempo antes de acostarse para hacer planes para el día siguiente. El objetivo es evitar hacer estas cosas cuando estás en la cama, tratando de dormir.