Existe una gran desinformación sobre la fisioterapia y a la osteopatía hasta el punto de confundirlas. La realidad es que estas disciplinas son muy diferentes la una de la otra. Te explicamos en este post cómo funciona cada una y en qué se basan.

La fisioterapia y la osteopatía son diferentes. La primera es un grado universitario, está basada en la ciencia y en la aplicación de tratamientos basados en ejercicios terapéuticos y en uso de agentes físicos como la temperatura, los masajes o los impulsos eléctricos. La segunda, por otro lado, la osteopatía se centra en un enfoque alternativo de esta ciencia.

La Organización Mundial de la Salud declara la osteopatía como parte de la medicina alternativa y cuenta con sus propias terapias. Por el momento, la legislación actual no regula la osteopatía como una profesión independiente y es estudiada por algunos estudiantes de fisioterapia en las facultades.

La osteopatía forma parte de la denominada medicina alternativa, según apunta la OMS

¿Por qué se confunden la ostepoatía y la fisioterapia? El imaginario popular tiende a confundir ambas disciplinas. A pesar de ser distintas, tampoco sería justo decir que no tienen nada en común. Ambas comparten algunas terapias, especialmente las manuales en las que se manipula el cuerpo del paciente.

Una de las principales diferencias entre la osteopatía y la fisioterapia es el enfoque. Ambas quieren curar al paciente, pero el enfoque es distinto. La fisioterapia busca acabar con los síntomas como el dolor, las molestias musculares, etc… Mientras que la osteopatía busca un cuadro general de todo el paciente y descubrir las razones por las que se padece una determinada lesión.

Distintas perspectivas

La fisioterapia se centra en el estudio de la parte del cuerpo que esté lesionada sin tener en cuenta ningún otro factor. La osteopatía hace un cuadro general y no solo tiene en cuenta la zona lesionada, sino todas las esferas de salud del cuerpo del paciente, como la parte visceral, fluida, el sistema nervioso… Es lo que los osteópatas llaman enfoque holístico.

La fisioterapia pretende mejorar las dolencias con ejercicios y terapias físicas y la osteopatía se basa en el principio de que el cuerpo se cura solo, por lo que las terapias osteópatas buscan ayudar a esa recuperación autónoma.

hombre mayor en el fisioterpeuta

La formación en osteopatía y fisioterapia, ¿son la misma?

En principio, solo los fisioterapeutas pueden aprender osteopatía y, por lo tanto, son los únicos capacitados para ejercerla. Normalmente, los estudiantes de fisioterapia estudian los principios de la osteopatía durante su formación. Para tener conocimientos más profundos y poder ejercer esta disciplina, deben cursar un master de especialización.

A pesar de esto, han surgido varias escuelas de osteopatía donde personas que no son fisioterapeutas ejercen y aprenden esta disciplina. Varios colegios de fisioterapeutas ya se han quejado de la existencia de estos centros y señalan que solo fisioterapias que han superado cursos e 1.500 horas están capacitados para ejercer la osteopatía.