Científicos ingleses han comenzado a probar en humanos una nueva pastilla que combate la acumulación de grasa en el cuerpo.

Una pastilla contra la grasa corporal. Este es el proyecto en el que la Universidad Queen Mary de Inglaterra ha estado trabajando durante 4 años. El centro ha desarrollado una cápsula que contiene una mezcla de aceites naturales que engaña al estómago y hace que este suprima el apetito.

Los expertos tienen previsto empezar a probar la pastilla en humanos este febrero. Esta fase del programa tendrá una duración de 18 meses. Durante este tiempo, los científicos esperan llegar a los niveles de dosificación correctos y controlar los posibles efectos secundarios.

En la fase previa, la cápsula ha sido probada en tejidos humanos con un resultado satisfactorio. Los investigadores creen que podría reducir la necesidad de cirugía de bypass gástrico y ayudar a resolver la crisis de obesidad que atraviesa el país.

Primer experimento con humanos

Los expertos esperan que la primera fase con 20 voluntarios confirme si la cápsula reduce el apetito, y la investigación hasta ahora da una indicación muy clara de que lo hará. Si la primera fase es exitosa, un segundo grupo de 20 voluntarios pasará 6 meses probando la cápsula.

“Todo lo que tienen que hacer nuestros voluntarios es tragar cápsulas antes de cada comida cuando el cuerpo está listo para liberar muchas hormonas, como la insulina. Si los ensayos funcionan, esto podría ser un arma importante para enfrentar la crisis de obesidad y la diabetes tipo 2”, explican los expertos.

A grandes rasgos, esta pastilla funciona de la misma manera que la cirugía de bypass gástrico pero sin la cirugía irreversible y costosa.

El último grupo con el que se experimentará estará formado por personas obesas, morbosamente obesas o en lista de espera para un bypass gástrico. Los médicos apuntan a que reducir la cirugía de bypass gástrico ayudaría a bajar los gastos del Servicio Nacional de Salud, ya que estas intervenciones representan una inversión de varios millones cada año.

La píldora contra la grasa funciona enviando suplementos alimenticios especiales directamente al intestino delgado. Eso causa la liberación de hormonas que suprimen el apetito y ayudan con la liberación de insulina. Los investigadores esperan que la pastilla reduzca el apetito y la ingesta de alimentos.