El precio de los seguros de salud es una de las principales preocupaciones de los usuarios. El coste de una póliza puede variar mucho, según la compañía, las coberturas y los servicios que ofrezca.

De esta manera, en los dos extremos encontramos los seguros básicos dentales, con una media de 2,5 euros de coste al mes, y los seguros completos para mayores de 55 años, que pueden tener un precio de más de 100 euros mensuales.

Además, encontramos los seguros de cuadro médico con reembolso como los segundos más caros, con una media de 60 euros mensuales. Los seguros más baratos después de los básicos dentales son los básicos de salud, con un coste de 30 euros al mes.

¿Qué hace variar el precio?

Además de las coberturas y las distintas tarifas de las compañías, hay varios factores que pueden alterar el precio de la póliza:

Geografía

En materia de seguros de salud, cada comunidad autónoma tiene una prima media distinta. Debido a esto, contratar un seguro en algunas comunidades puede ser más caro que hacerlo en otras.

Ceuta y Melilla son las regiones españolas donde más caras resultan las pólizas con una media de 44,32 euros por seguro. En contra partida, Cataluña es la comunidad autónoma más barata. Los catalanes pagan una media de 39,45 euros por sus seguros de salud.

Las comunidades más baratas después de Cataluña son Castilla y Leon (39,94 euros) y la Comunidad Valenciana (40,63 euros).

Edad

Como ya hemos señalado antes, los mayores de 55 años son los que más suelen pagar por sus pólizas. Y es que, encontrar una aseguradora pasada esta edad puede ser una tarea difícil.

Una persona mayor de 55 años puede llegar a pagar un 77% más que una persona de 18 años.

El seguro de salud de un recién nacido suele ser más caro que el seguro de una persona adulta. No obstante, una vez llega a la adolescencia, la prima suele descender hasta alcanzar una media en la que se estabiliza. Este será el coste en el que se mantenga la prima durante toda su vida adulta.