La fibromialgia es un síndrome común y crónico que causa dolor corporal y malestar mental. Los síntomas de la fibromialgia se pueden confundir con los de otras enfermedades. Te contamos las posibles causas y los tratamientos existentes.

La fibromialgia se puede confundir con los síntomas de la artritis o de la inflamación de las articulaciones. Sin embargo, a diferencia de la artritis, no se ha encontrado que cause inflamación y daño articular o muscular.

Oficialmente, la fibromialgia afecta a más del 3% de las personas en España. Aunque hay que tener en cuenta que es una enfermedad difícil de diagnosticar. Sin embargo, el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel Estadounidense (NIAMS), señala que alrededor de 5 millones de adultos mayores de 18 años en los Estados Unidos experimentan fibromialgia, y entre el 80% y el 90% de los pacientes con fibromialgia son mujeres.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia se considera una afección reumática que causa dolor en los tejidos blandos o dolor miofascial. Señalamos algunos datos rápidos sobre la fibromialgia:

  • La fibromialgia causa dolor generalizado, fatiga y otros tipos de molestias.
  • Los síntomas se parecen a los de la artritis, pero la fibromialgia afecta el tejido blando, no las articulaciones.
  • La causa es desconocida, pero los factores de riesgo incluyen lesiones traumáticas, artritis reumatoide y otros trastornos autoinmunes, como el lupus y factores genéticos.
  • No existe cura, pero los medicamentos, el ejercicio la la terapia conductual pueden ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad del sueño.

Síntomas de la fibromialgia

 Los síntomas más comunes de la fibromialgia incluyen:

  • Dolor generalizado.
  • Dolor en la mandíbula y rigidez.
  • Dolor y cansancio en los músculos faciales y tejidos fibrosos adyacentes.
  • Rigidez en las articulaciones y músculos por la mañana.
  • Dolores de cabeza.
  • patrones irregulares de sueño.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Períodos menstruales dolorosos.
  • Hormigueo y entumecimiento en las manos y los pies.
  • Síndrome de piernas inquietas.
  • Sensibilidad al frío o al calor.
  • Dificultades con la memoria y la concentración.
  • Fatiga.

También es posible padecer los siguientes síntomas:

  • Problemas con la visión.
  • Náusea.
  • Problemas pélvicos y urinarios.
  • Aumento de peso.
  • Mareo.
  • Síntomas de resfrío o gripe.
  • Problemas de la piel.
  • Síntomas de pecho.
  • Depresión y ansiedad.
  • Problemas respiratorios.

Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento durante la vida de una persona, pero generalmente suelen aparecer alrededor de los 45 años.

Se necesita atención médica porque la fibromialgia puede ser difícil de manejar. Cada paciente experimentará un conjunto diferente de síntomas y será necesario un plan de tratamiento individual.

Tratamiento de la fibromialgia

 El tratamiento puede incluir algunos o todos los siguientes:

  • Un programa de ejercicio activo.
  • Acupuntura.
  • Psicoterapia.
  • Terapia de modificación de comportamiento.
  • Cuidado quiropráctico.
  • Masaje.
  • Terapia física.
  • Antidepresivos de baja dosis, aunque estos no son un tratamiento de primera línea.

Las personas con fibromialgia deben trabajar con su médico para elaborar un plan de tratamiento que brinde los mejores resultados.

espalda de mujer

 Causas

La causa exacta de la fibromialgia no está clara. Sin embargo, el pensamiento actual en el campo de la reumatología sugiere que la fibromialgia es un problema con el procesamiento central del dolor en el cerebro, donde puede haber una mayor sensibilidad o percepción del dolor en un desencadenante determinado.

Existe una variedad de factores de riesgo probables, que incluyen: un evento físico o emocional estresante, traumático, como un accidente de coche, lesiones repetitivas, artritis reumatoide u otras enfermedades autoinmunes, como el lupus o problemas del sistema nervioso central.

La forma en la que nuestros genes regulan cómo procesamos los estímulos dolorosos. La fibromialgia también pude ser hereditaria. Las mujeres que tienen que tienen un pariente cercano con fibromialgia tienen un mayor riesgo de experimentarlo por sí mismas.

Las personas con artritis reumatoide, lupus o artritis espinal, conocida como espondilitis anquilosante, tienen un mayor riesgo de desarrollar fibromialgia, al igual que los pacientes con algunas otras enfermedades reumáticas.

Posibles factores de riesgo y complicaciones

Según lo que se sabe, parece lógico creer que el género sexual influye en la aparición de la fibromialgia, ya que la enfermedad está más presente entre las mujeres que entre los hombres. Además, los antecedentes familiares también parecen influir, al igual que las enfermedades que ha hemos señalado que puede provocar la aparición de la fibromialgia.

La fibromialgia conlleva ciertas complicaciones, como el dolor constante o la falta de sueño.

Estas complicaciones dificultad el día a día del paciente. Además, la fibromialgia es una enfermedad que aún está muy incomprendida, lo que hace que el paciente se tenga que enfrentar a una situación frustrante.